15.1.08

Dos noticias

Una, buena. La otra, a su manera (peculiar), también.
Ya tengo el alta. Soy oficialmente una persona sana, y me siento como tal. Capaz de hacer cosas, de llegar a casa cargada de bolsas, de madrugar, de conocer a mi nueva jefa, de hacer papeleos e inventarios y mapas y consultas al catastro. De disfrutar del hecho de que el Chico Cósmico se viene a vivir conmigo y, como dice mi portera, "no es lo mismo vivir con una 'hermana' que con un novio". Así que pienso que mi falsa hermana no se va tan lejos, que seguiremos viéndonos en el curro, que todo se solucionará, y que, además, a cambio, tendré menos hueco en la cama todos los días, y eso me hace sonreír.
La otra, es que mi psiquiatra ha ignorado completamente el diagnóstico del de la mutua. Y que me da igual, porque el de la mutua también pasa consulta a través del seguro y nadie me va a cerrar el grifo de la paroxetina hasta que no esté totalmente eutímicoforme.
Y ahora, me voy a darle las buenas noticias a ese señor médico que está tan preocupado por pagarme por no trabajar.
Buenos días a todos.

1 comentario:

Jane dijo...

buenas tardes!

Publicar un comentario

Habla tú también. No dejes que esto sea sólo un monólogo.