21.12.09

¿Dónde está el tiempo libre?

Desde que han empezado las vacaciones, he conseguido una fiesta espectacular que me ha puesto el ritmo circadiano patas arriba, una noche de insomnio absurda por culpa de dos cafés estupendísimos (a cada uno, lo suyo), una tarde familiar, un traslado de muebles, y tener todo el despacho lleno a rabiar de cosas con las que no sé qué hacer.
Me molesta darle la razón a mi madre, pero la tiene: soy, como mi padre, una de esas personas que para ordenar, necesita desordenar primero.
La Rubia hace una lista de deberes para las vacaciones de las que mi psicólogo dice que no haga. Las mías van aún peor. Mi agenda del móvil y mi agenda física no se parecen entre sí y están llenas a morir.
Pero, al menos, empiezo a dar pasitos adelante. Supongo que dentro de diez días las cosas tendrán otro color. Desordenemos la vida para ordenarla luego, o algo así. Y sobre todo: dejemos, por dios, de hacerlo todo tres días después de lo que pensábamos. Que así no hay manera.

4 comentarios:

Destrozaflanes dijo...

Yo de aquí a quince días tengo todo el tiempo libre del mundo. Demasiado :-S

Si quieres me puedes pasar alguna tarea :-P

Mirta dijo...

creo q es bueno desordenar para luego ordenar..yo tb lo hago.
y tb me acuerdo de tu buhardilla

Anónimo dijo...

Esscribes con tanta soltura.. no te da miedo repetirte, admiro eso. Un consejo? Habla de cosas cotidianas, en las k la gnte opine lo msmo. tienes talento. desonrando por todo lo alto la lngua castellana: Muaks pa ti!!!

La abajo firmante dijo...

Vaya, gracias :)

Publicar un comentario

Habla tú también. No dejes que esto sea sólo un monólogo.