23.2.08

Marmoteando de nuevo

El Chico Escritor llama. "Durmiendo, ¿eh'" A la media hora le devuelvo la llamada. No, no era una siesta, era la continuación de la noche. Mi madre llama. "Me he despertado a las seis y media..." "... si no te pusieras histérica por las noches, dormirías" "No, mamá. De la tarde. De la tarde". Luego el Parador de Montañas Rusas hace preguntas del tipo de "Qué te hace sentir mal en este momento concreto" y no se me ocurre la respuesta. Pues dormir diecisiete horas es una de esas cosas. Mi madre se sorprende, "¿no tenías un fin de semana muy intenso?" Lo he concentrado todo en la noche de hoy, anulando al Sistémico Mágico muy a mi pesar. El resto del tiempo, dormir. MAL. Quiero estudiar, ponerme con el cuadro de mi madre para llegar a su santo y no tener que hacer compras patateras de última hora (aunque el Juego de Ur mola mucho), poner lavadoras y poder tenderlas, ser un poco civilizada...
Ains. Cuánto queda por recorrer.

1 comentario:

Angeles dijo...

Me agrada tu blog... Tus playeras me encantan. Algo similar hago yo, pero los diseños se quedan guardados...

Bien por tus letras. Me daré una vuelta de vez en cuando.

Publicar un comentario

Habla tú también. No dejes que esto sea sólo un monólogo.